Belén monumental

Atracción para miles de visitantes

 

Cuando se acercan las celebraciones de Navidad, la Albereda de Xàtiva cambia por completo su fisonomía para acoger una de las atracciones anuales que despierta mayor interés: el Belén Monumental. Considerado el más grande de España, Belén xativí se ha convertido en una atracción turística de primer orden y atrae a decenas de miles de visitantes todos los años.

El Belén se caracteriza por poner cuidado en cada detalle y ha crecido año tras año desde 1999. Del tradicional pesebre navideño de los inicios ha pasado a interpretar numerosas escenas, con nuevas aportaciones y mejoras constantes. Figuras hechas a tamaño real por artistas falleros, materiales reciclados, aportaciones solidarias, presencia de animales vivos…numerosos elementos contribuyen a configurar una representación con un valor singular más allá del simbolismo religioso.

Un belén sostenible

Durante todo el año operarios municipales recogen elementos que posteriormente se utilizarán en el montaje del belén, además de antiguas herramientas y utillaje etnológico aportado por el vecindario. La sostenibilidad que le otorga el uso de materiales reutilizados es uno de los principales valores de la instalación.

Vida animal

Uno de los elementos más atractivos para el público, especialmente para el infantil, es la presencia de animales vivos: patos, ocas, toros, ovejas, burros, pavos… una buena muestra de vida animal bajo estricto control veterinario, que se ocupa de su bienestar.

Solidaridad y compromiso

El Belén tiene un destacada vertiente solidaria. Las frutas y verduras utilizadas, que son abundantes y generalmente donadas por comercios locales, se entregan posteriormente a entidades que se ocupan de la población sin recursos. Además los visitantes pueden pedir un deseo lanzando una moneda en cualquiera de las fuentes instaladas. Los fondos recogidos se destinan a ONG locales.

Artistas falleros

La mayoría de figuras a escala humana han sido modeladas por artistas falleros, lo que le confiere un aroma de belén genuinamente valenciano. Todos los elementos presentes se realzan, al caer la noche, con una iluminación especial para la ocasión.

GALERÍA FOTOGRÁFICA